Nombre:

sábado, noviembre 15, 2008

Augh!

Me haces daño, mucho daño. Múchisimo daño.
Todo el tiempo, constantemente, aunque no estés presente.
Estoy cansada, destrozada y humillada.
Perdida, violada y maltratada.

Suenan tan dulces las palabras en mi mente, las doy vueltas, juego con ellas, dentro de mi cabeza, como un niño con una cometa. Vienen y van, golpeándose de vez en cuando, causándome un dolor punzante en el cerebro.
Solo quiero que lo sepas, te has colado dentro y ya no puedo sacarte, me has clavado las uñas y ya llevo tu marca en la piel. Me gustaría borrarte, creéme, lo estoy deseando, pero la cosa es que no sales por más que froto.
Si quieres, puedes hacerme ver las estrellas, y solo tienes que tocarme, posar las manos en mi piel. Si quieres, puedes hacerme sonreir, y solo tienes que calentarme la nariz.
Y es que ahora, todo depende de ti.

2 comentarios:

Blogger peyote ha dicho...

Volar.
Como sea.
Valorar, cada corteza.
Versos gustando de las nubes.

Perder una cometa, un globo, sin cariñositos rescatandolos; humanos desmenbrados/ recolectando emociones en pro de la mitad faltante.

22:35  
Blogger peyote ha dicho...

Te caliento la nariz, y las manos, el cuerpo, la piel, y si eres quién debes ser son mis manos las que podrán incidiarte como un fenix.

Se que es atrde, pero quisera redimir las heridas que te cuase, por que siempre te he llevado en la mente sólo que tarde un chingo en alcanzarte.

00:16  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal