Nombre:

martes, marzo 08, 2011

Una imagen vale más que mil palabras.
Y la mía es una imagen del ruido.
Una sensación de rapidez.
El daño que hace la impresión de ser para usar y tirar,
el olvido que supone el no llorar cuando faltas.
Un hueco que dura un segundo.
Un vacío que se le queda al relleno de por vida.
Un gallo sereno, que intenta atacar,
furtivo, tenaz.

1 comentarios:

Blogger peyote ha dicho...

Por estos lados en alasitas; te regalan una gallina o un gallo para pillar pareja...

A veces la lentitud no depende de uno.

22:06  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal