Nombre:

viernes, agosto 22, 2014

Eating

Un olor persistente y familiar. De un bien al que quieres y que te importa. De un bien nuevo que te llena y te vacía... Una sensación que se repite con más fuerza e intensidad, porque es limitada, porque ha caducidad. Echar de menos con la imaginación, con el corazón, y sobre todo con el miedo a la ausencia. De un bien con el que entablarías una vida entera, y al que dices adiós al inicio. Una persona que llega y que te llena, que te toca y te sostiene, que se va pero se queda.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal